TAXISTA DEMORADO POR PORTAR UN CARTEL CON LA LEYENDA "PAN PARA EL MUNDO"


El pasado jueves 11 a la madrugada un taxista fue abordado por dos policías seguridad aeroportuaria en Ezeiza. Las cámaras de seguridad habían registrado que el chofer sostenía una hoja en la que se leía “Pan para el mundo”. El enunciado les resultó sospechoso a los agentes, que le exigieron bajar el cartelito acusándolo de estar encabezando una protesta política. Lo llevaron aparte, lo obligaron a identificarse y lo registraron en busca de armas.

El chofer solo esperaba a una visita internacional. Se trataba de Luciano Wolff, representante de la agencia de cooperación alemana “Pan para el Mundo” (Brot für die Welt), quien venía a reunirse con la Fundación Hora de Obrar. Tras largas explicaciones finalmente le permitieron regresar a la sala de espera. Eso sí, tuvo que cambiar el texto del cartelito: sólo el nombre del pasajero; nada de pan para el mundo.

“El episodio parecería risueño si no fuera que esconde la violación de varias garantías constitucionales, y estamos considerando elevar una protesta formal. Refleja el clima de época que se está viviendo en Argentina”, manifestó el Lic. Nicolás Rosenthal, Director de la Fundación Hora de Obrar, quien ya denunció ante organismos de derechos humanos.