Skip to content

BLOG

Más de 45 personas de diversas comunidades, obras y organizaciones vinculadas a la Iglesia Evangélica del Río de la Plata se reunieron con el fin de elaborar estrategias concretas para fortalecer la tarea diacónica de la iglesia en el distrito, en línea con los cuatro ejes de su misión: evangélica, profética, diacónica e inclusiva.

Se trabajó en mesas de trabajo, donde se discutieron los problemas que motivan la intervención en la realidad, las injusticias que reclaman atención, las personas a las que se debe acompañar y sostener, así como los aspectos que generan desigualdad en la búsqueda de una vida plena para todas las personas. Las mismas se enriquecieron con testimonios conmovedores que destacaron cómo la diaconía ha transformado vidas y comunidades enteras. Desde experiencias personales hasta proyectos colectivos, evidenciando el impacto tangible de la diaconía en la sociedad.

Los temas abordados fueron diversos y reflejaron la complejidad de los desafíos sociales actuales. Desde el trabajo con comunidades originarias hasta la lucha por la justicia en la salud y la conciencia ambiental, cada discusión fue un paso hacia la comprensión más profunda de las necesidades de quienes nos rodean.

En este sentido, las reflexiones y propuestas surgidas del encuentro fueron igualmente inspiradoras. Destacando la importancia del acompañamiento activo trabajando con la metodología AJI de escucha activa para permitir que la voz del otro se exprese libremente, sin aconsejar, juzgar ni interpretar. Promoviendo el trabajo integrado con comunidades originarias, la juventud de la Iglesia, y las acciones ambientales, educativas y de salud que se realizan en las diversas congregaciones.

En palabras del pastor Mario Bernhardt, la diaconía es «seguir transmitiendo el amor de Dios», un compromiso profundo que transforma tanto a quienes lo reciben como a quienes lo ofrecen. La diaconía es, en última instancia, un estilo y un propósito de vida que llama a servir y amar a la comunidad con alegría y esperanza, respondiendo al llamado de Jesus, de amar al prójimo sin distinciones.

Este encuentro distrital no solo fue un espacio de reflexión y diálogo, sino también un compromiso renovado con la tarea de construir un mundo más justo y solidario. La diaconía continúa siendo una fuerza poderosa que impulsa el cambio y la transformación en nuestra sociedad, y la Fundación Hora de Obrar se enorgullece de haber acompañado al distrito en la organización de este encuentro junto al Servicio Evangélico de Diaconía (SEDi); y reafirma su compromiso de seguir trabajando en colaboración con todas las comunidades diacónicas para construir una sociedad más justa, equitativa y solidaria para todas las personas.

Memoria del encuentro:

FacebookTwitterLinkedInEmail

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video