Skip to content

BLOG

La referente de la rama de liberados y liberadas del MTE nos contó en primera persona cómo es la vida de las mujeres privadas de la libertad en Argentina. Mientras la única política de Estado es el encierro y el castigo, estas personas se organizan para crear trabajo y que la cárcel no sea una opción.

“Hace 4 años recuperé la libertad después de haber pasado seis años de mi vida en la cárcel, donde también fui madre. Desde allí empecé una lucha para dar visibilidad a la vulneración de derechos que se vive dentro”, narra Nora: “Recién ahora se va sabiendo qué es lo que pasa: parimos esposadas, nos cortan el vínculo con los de afuera…”

Incluso en los que se otorga el “beneficio” del arresto domiciliario, las personas preferirían regresar a la cárcel donde, al menos, tienen acceso a una salita de atención primaria o a un vaso de leche para sus hijes. Sin posibilidades de trabajar, acceder a la salud, la educación y la recreación, esta “libertad” se hace insostenible, una realidad completamente invisibilizada que desde el MTE y CWS acompañaron durante la cuarentena en 2020 y que Fundación Hora de Obrar apoyó con la compra de calefactores y frazadas para 30 mujeres.

Una vez recuperada la libertad, el desamparo es total: “Después de la cárcel no hay una política postpenitenciaria para las personas que quieren salir adelante. Y la libertad sin herramientas, lleva a la reincidencia”, explica Calandra. Es por eso que los más de 700 integrantes de la Rama de Liberados del Movimiento de Trabajadores Excluídos se organizan desde la economía social a través de cooperativas de trabajo y emprendimientos, creando así oportunidades para que la cárcel no sea una opción para ellas ni sus hijes.

“Este trabajo va al encuentro de una realidad absolutamente invisibilizada en nuestra sociedad”, expresó durante el encuentro Nicolás Rosenthal, director de Hora de Obrar.

Por su parte Luciano Codoni, director de CWS sintetizó: “La voz de Nora, es una de esas que todxs deberíamos escuchar. Ella siempre dice ‘Nada de nosotros, sin nosotros´y es un lema que reivindicamos en lo que respecta a niñxs, familiares y a las mujeres”

Fundación Hora de Obrar apoyó el trabajo de CWS (Church World Service, el Servicio Mundial de Iglesias de los Estados Unidos) con la Rama de Liberados/as del MTE brindando una primera respuesta humanitaria frente a la crisis de COVID durante el invierno pasado. Se entregaron calefactores y frazadas a 30 mujeres privadas de la libertad y así dar respuesta a las necesidades más urgentes de abrigo.

Esta articulación se da en el marco de las acciones de colaboración del Foro ACT Argentina, del que también forma parte SEDi.

Participaron del encuentro junto con el equipo y consejo de Fundación Hora de Obrar, referentes de la Plataforma NNAPES de Argentina, Colombia, México y Uruguay y de SEDi.

Para conocer más acerca de este trabajo: https://www.facebook.com/cwslac y en Twitter: @cwslac

FacebookTwitterLinkedInEmail

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play Video